El clima en Milán

Parque Sempione

Tengamos o no la posibilidad de elegir fecha a la hora de viajar a Milán, siempre es bueno saber con qué clima nos encontraremos. En el caso de que podamos elegir, podremos escoger el mejor de los meses. Si por el contrario nos ceñimos a fechas fijas, por lo menos sabremos qué tipo de ropa meter en nuestras maletas.

Hay que destacar que a pesar de que en Italia predomina el clima mediterráneo, lo cierto es que en la parte del norte podemos encontrarnos con climas un tanto más severos. En el caso de Milán estaremos ante un clima continental, con temperaturas un poco más extremas, protegido eso si por las montañas que hacen que los inviernos no sean tan severos como en ciudades europeas colindantes.

Invierno en Milán

Los inviernos en esta ciudad coincidirán con los meses más fríos, como diciembre, enero y febrero. Meses en los que las temperaturas medias estarían en torno a -2ºC y las máximas no superarían los 9ºC.
A pesar de estas temperaturas, cabe destacar que las nevadas cada vez son más escasas. Con el paso del tiempo han ido disminuyendo considerablemente en su frecuencia y cantidad, a pesar de que la lluvia, durante esta estación, puede estar presente.

Cabe destacar que durante los días de invierno podríamos encontrarnos con un viento llamado favonio. Este viento llega del norte (de los Alpes) y despeja completamente el cielo dejando temperaturas más agradables.

Veranos en Milán

Los veranos en Milán son, ante todo, húmedos. Si bien es cierto que durante todo el año, esta humedad es bastante notable, aquí, mezclada con las altas temperaturas pueden darnos días realmente sofocantes. Hablamos de que las temperaturas podrían incluso estar por encima de los 30ºC.

Primavera y otoño en Milán

Nuevamente, como en muchas ciudades europeas, nos encontramos con que estas estaciones son las mejores para viajar. Por un lado encontramos menos turistas, algo que es bastante positivo a la hora de conocer los rincones de la ciudad.

Por otro lado, las temperaturas serán mucho más agradables, por lo que pasear por sus calles no será problema alguno.

Aun así, conviene saber que la época con más precipitaciones aquí en Milán es durante los meses de septiembre y octubre, así como repentinas nieblas de gran densidad.

A pesar de ello, podemos decir que Milán encuentra actividades para todas las épocas del año, ya que incluso en agosto, ese mes infernal, podremos dirigirnos a las afueras disfrutando de zonas más campestres con preciosos lagos y vegetación espectacular.

Más información sobre Milán:

Foto vía: viajaritalia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Información práctica para visitar Milán



Comments are closed.