La Última Cena, en Santa María delle Grazie

La ultima Cena

Me desplacé a Milán exclusivamente para visitar “la Última Cena“, el inmortal cuadro de Leonardo da Vinci al que tanta fama dio la Historia y, curiosamente, el conocido libro de Dan Brown “El código da Vinci”.

No soy persona de visitar urbes modernas, de desplazarme para ir de compras, pero por contra disfruto con el arte, con los centros monumentales, con los edificios clásicos…

Nunca fue Milán una ciudad que me atrajera especialmente salvo claro está por la magnífica obra del que para mí es uno de los más grandes genios que ha dado el Mundo.

La última Cena” se encuentra en un convento bastante alejado del centro, en Santa María delle Grazie, un edificio no demasiado vistoso, aunque de un gran valor histórico, eso sí, pues data del siglo XV. El claustro puede presumir de haber sido realizado por Bramante, aunque una de las cosas de la que os iréis dando cuenta a lo largo de las visitas que vayáis haciendo por las diferentes iglesias italianas es que prácticamente todas pueden presumir de contar con alguna obra de algún pintor o escultor famoso.

El cuadro de Leonardo da Vinci está pintado en témpera sobre una pared seca, una técnica que, sin embargo, no admite demasiado bien el paso del tiempo. Eso ha hecho que con el paso de los siglos la obra se haya deteriorado en gran parte y que esté continuamente en restauración. Para su mantenimiento es preciso modernas técnicas como la que le aplicaron ultimamente referente a la refrigeración del mismo dado el intenso calor que debe soportar el cuadro.

Debéis tener en cuenta la enorme popularidad del cuadro. Cuando lleguéis al convento no os asombréis si véis enormes colas pendientes de entrar. Y no, no penséis que podréis pasar si no habéis reservado con mucha antelación. Baste como referencia que cuando estuve la última vez por allí, al preguntar en la taquilla me indicaron que la visita más próxima me la podrían dar para 7 días después. Si queréis aseguraros de verla os recomiendo, pues, que saquéis las entradas desde casa por internet.

Para llegar hasta Santa Maria delle Grazie os recomiendo que lo incluyáis en vuestra ruta del día entre el Castello Sforzesco y la Iglesia de San Ambroglio pues se encuentra a medio camino a pie entre ambos monumentos. Si preferís ir directamente desde el centro entonces debéis saber que son las líneas 1 y 2 de metro las que paran allí.

Información práctica

  • Lugar: Piazza Santa Maria delle Grazie
  • Horario: de martes a domingo de 8,15 h. a 18,45 h.
  • Precios:
    • 6,5 € por adulto
    • 3,25 € precio reducido (entre 18 y 25 años)
    • Gratis los menores de 18 años
  • Es aconsejable reservar con hasta 60 días de antelación en temporada alta
Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Visitas en Milán



Comments are closed.