La Galería Vittorio Emanuele, compras en Milán

Galeria Milán

La hermosa ciudad de Milán es conocida mundialmente como ciudad de la moda. Numerosos comercios se reparten por toda la urbe, deleitando al consumidor y, todo sea dicho, haciendo mella en sus carteras. Evidentemente en este punto podemos encontrar tiendas para todos los precios y gustos. No obstante, si existe una zona de compras importante esta es la Galería Vittorio Emanuele.

Este edificio forma dos arcadas perpendiculares con una atractiva bóveda de vidrio que se cruza formando un delicado y armonioso octágono.

Esta galería fue diseñada y construida por Giuseppe Mengoni, entre 1865 y 1877. Su nombre proviene de Vittorio Emanuele II, que fue el primer rey de la Italia unificada.

Se construyó con el objetivo de crear un nexo de unión entre dos de las plazas más importantes y bellas de Milán, la Piazza di Duomo y la Piazza della Scala. De esta forma, además de observar el comercio de la ciudad en estado puro, podremos acceder a estas dos atracciones turísticas tan interesantes, la catedral y el teatro Scala.

Cabe destacar que esta galería sería el origen de la costumbre de llamar galerías a los centros comerciales. Además, el uso de la estructura de hierro en su construcción inspiraría obras tan destacadas e importantes como la mismísima Torre Eiffel de París.

La parte central es la más hermosa. Forma como una pequeña gran plaza. Un lugar que ocasionalmente es usado para actos y festejos, como conciertos o incluso conferencias. Actos para todo el mundo que aprovechan este espacio, uno de los más elegantes de toda la ciudad de Milán.

  • ¿Qué hacer en la Galería Vittorio Emanuele?

Evidentemente lo interesante, además de ver la arquitectura de esta hermosa galería, es conocer todas las tiendas que conforman este paseo comercial. Aquí se dan cita firmas como Prada, Gucci o Luis Vuitton, además también hay pequeños negocios locales menos conocidos pero con muchísimo encanto.

El problema es que la mayoría de las tiendas son caras. Así, si contamos con poco presupuesto, siempre podemos optar por acudir a comer a algunos de sus restaurantes; y es que en Vittorio Emanuele confluyen algunos de los establecimientos más antiguos de todo Milán, como el histórico Café Biffi, fundado en 1867.

Si tampoco contamos con mucho presupuesto para gastar en un delicioso restaurante, debemos saber que aquí también se ubican lugares como el Mc Donalds. Eso sí, en esta ocasión se viste con sus mejores galas, haciendo uso de los colores por excelencia en todos los rótulos de la galería, el negro y dorado. Cuenta con una terraza muy grande desde la cual podremos observar el tránsito de los turistas por este gran paseo.

Otra forma de disfrutar este rincón hermoso es de noche. Así nos aseguramos de no caer en la tentación de comprar nada. Las tiendas han cerrado y el ambiente es completamente distinto, muy tranquilo. La iluminación es perfecta y la gente no nos agobiará.

No podemos irnos de esta galería sin hacer algo muy típico, pisarle los testículos al toro. Debemos buscar el mosaico del suelo en el que se sitúa este famoso toro, colocar un pie en sus testículos y girar sobre nosotros mismos pidiendo un deseo, según la creencia popular se cumplirá.

La localización exacta de este lugar está entre la plaza del Duomo y la Plaza della Scala, y para llegar a ella podemos usar varios medios de transporte. Los más recomendables son el metro, en la parada del Duomo con las líneas 1 y 3, o el tranvía, en la parada de Grossi S. Margherita, con las líneas 1 y 2.

En cuanto el horario, hay que saber que en Milán, la mayoría de las tiendas y comercios abren todos los días de 10:00 a 19:30 aproximadamente. Evidentemente los restaurantes cerrarán un poco más tarde.

Otros enlaces de interés:

Foto vía:  arte

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ir de compras en Milan



Comments are closed.